• 14/03/2017

¿Qué es el Maridaje y por qué está tan de moda?

¿Qué es el Maridaje y por qué está tan de moda?

1024 683 Montes de Galicia

Hoy queremos compartir contigo unos de los fenómenos culinarios con más auge. A continuación, te contamos qué es el maridaje y por qué está tan de moda.

El maridaje es el proceso de unir una comida junto con la bebida que mejor casa con ella. En el ámbito de la restauración normalmente el maridaje se refiere a combinaciones de comida y vinos, y es el sumiller el encargado de recomendar las combinaciones a los comensales. El objetivo del maridaje es crear sensaciones nuevas, tanto en la degustación del vino como de la comida con la que lo acompañamos.

La bebida correcta puede hacer que cualquier comida tenga un mejor gusto y, aunque encontrar la pareja perfecta puede resultar difícil al comienzo, una vez aprendido este arte, se puede ver que no es necesario acompañar todas las comidas con vino, ya que descubriremos cuál es la mejor bebida para cada plato.

Aunque la norma general es degustar carnes rojas con vino tinto, también hay carnes blancas que maridan bien con este tipo de vino, todo depende de su preparación e ingredientes que le acompañen. Para las carnes, en general, son más apropiados los tintos y, dependiendo de si van con salsa fuerte, como el roquefort, deben tener más estructura, como es el caso de los ‘reserva’ o ‘gran reserva’. Asimismo, debe tomarse en cuenta que cuanta más grasa contengan los platos, se requieren vinos más estructurados y con más tiempo en barrica.

En el caso de los pescados, la tradición muestra que lo más conveniente es degustar vinos blancos. Aunque no se trata de una regla universal; si el pescado es blanco, va bien un vino blanco, pero si es graso, como el salmón, el bacalao o el bonito, se marida bien con un blanco macerado en barrica o con un tinto crianza, porque se necesita tanino para quitar la grasa.

A la hora de los postres, siempre hay dificultades por el contraste de sabores. Es importante tener en cuenta no mezclar vinos secos con platos muy dulces, ya que se percibiría el seco con un sabor mucho más ácido. Los vinos dulces constituyen un buen acompañamiento para los postres, pero es importante que tengan cierta acidez para que el postre no “canse”.

En muchas culturas el vino ha sido considerado un alimento básico en la mesa, y de alguna manera tanto la producción como las tradiciones culinarias de una región han evolucionado conjuntamente a lo largo de los años. Más que seguir una serie de normas, las tradiciones culinarias simplemente se combinaban con los vinos de la zona. Por esta razón, el arte de combinar los alimentos es un fenómeno relativamente nuevo y moderno.

¿Conocías este fenómeno? Si quieres practicar el maridaje con los mejores vinos y comida, te esperamos en Los Montes de Galicia.